Al igual que sucede con el resto de los miembros de la familia, el propietario de un perro o de un gato, asume la responsabilidad de los daños que el animal pueda ocasionar a terceras personas.

Seguro de Animales de Compañía que cubre las necesidades de su mascota y su responsabilidad, como propietario de la misma.

¡Gracias por compartir!