Consecuencias de los accidentes en el hogar

Las familias españolas adoptan buenas prácticas para proteger a los menores frente a accidentes en el hogar, como asegurarse de que los juguetes y las zonas de juego estén adaptadas a su edad. Sin embargo, un estudio de Fundación Mapfre revela que existen lagunas: El 18% de las familias desconoce a qué teléfono debe llamar en caso de emergencia, mientras cerca del 10% de los menores se quedan solos en el domicilio en algún momento. Esta última cuestión supone un mayor riesgo de accidente y se calcula que en España es la tercera causa de muerte entre menores de 15 años.

Los datos pertenecen al ‘Estudio sobre accidentes en la población infantil española’, realizado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y Fundación Mapfre, que destaca que la edad de los niños es un factor de riesgo para sufrir determinados tipos de accidentes. Precisa que las caídas y los golpes son los accidentes más frecuentes a cualquier edad, mientras las intoxicaciones se producen con mayor frecuencia en los menores de dos años y, entre los dos y cuatro años, son los ahogamientos, atragantamientos y quemaduras. Otros datos del informe muestran que los niños que sufren más accidentes son los segundos de dos hermanos (32,3%) y los hijos únicos (27,4%). Fuera del domicilio se producen 6 de cada 10 accidentes y de los que se registran en el hogar, el salón es el lugar más frecuente (32%). Entre los aspectos positivos que se recogen en el informe, 9 de cada 10 padres cumple con algunas de las medidas de protección más relevantes, como dejar a los niños en las zonas de juego más adecuadas a su edad, comprobar las etiquetas de los juguetes al comprarlos, mantener fuera de su alcance productos de limpieza y medicamentos, etc.

¡Gracias por compartir!